Puentes Dentales

Los puentes dentales son utilizados para la reposición de uno o más dientes perdidos.

Cuando una pieza dental está faltando, los dientes que se encuentran a ambos lados se pueden rotar o mover hacia los espacios vacíos, lo cual resulta en una mordida desajustada. Además, el desequilibrio causado por dientes faltantes puede generar problemas de encía entre otros inconvenientes dentales.

El puente puede ser soportado ya sea por dientes naturales, por implantes o una combinación de ambos.

Un puente tradicional se hace creando coronas para los dientes adyacentes al espacio donde hacen falta las piezas dentales y pónticos para reemplazar los dientes perdidos, de esta forma el puente lo conformará las coronas colocadas sobre los dientes pilares y el o los pónticos adjuntos a las coronas, cubriendo completamente el área vacía.

Los puentes dentales requieren el mismo proceso de construcción que las coronas dentales individuales. Además la materia prima también es la misma, pues se pueden crear puentes de porcelana con zirconio o porcelana con metal noble.


El metal noble como sub-estructura de los puentes dentales provee una fuerte resistencia a la tracción dada durante los procesos masticatorios; sin embargo, el zirconio ha adquirido una excelente reputación debido a calidad y resultados estéticos, además la tecnología inmersa en el zirconio es muy avanzada.


Usted puede decidir sobre el material que desea utilizar en su restauración dental, escogiendo el que más se ajuste no solo a su presupuesto sino también a sus necesidades y expectativas. Consulte con nuestros odontólogos las diferentes opciones para su plan de tratamiento.