¿Edad del “Patito Feo”?

La edad del patito feo usualmente comprende entre los 8 y 12 años.

Es una etapa en la que el niño empieza a experimentar una serie de transformaciones, en su cuerpo, voz, facciones del rostro y principalmente un cambio en sus dientes.

Este cambio dental inicia cuando el paciente empieza a perder sus dientes deciduos o comúnmente llamados “dientes de leche”, dándole paso al periodo de dentición mixta.

La dentición mixta es uno de los procesos más complejos, en la que el niño presenta una serie de características que se van dando de forma paulatina mientras transcurre la erupción de los dientes permanentes de manera cronológica.

Esta etapa de recambio dentario, suele llamarse “etapa del patito feo” debido a que la apariencia del niño cambia, volviéndose poco estética, lo cual no solo les preocupa a ellos, sino también a sus padres.

Por lo general los padres no logran determinar la causa de que su hijo se vea distinto. Sin embargo las características en todos los niños son casi las mismas. Lo que principalmente identifica esta etapa es la presencia de espacios entre los dientes de arriba y un apiñamiento en los dientes de abajo. En la mayoría de los casos los odontólogos decidimos tener al paciente en control para ver cómo se lleva a cabo el recambio dental, sin embargo es importante realizar la primera consulta con el ortodoncista desde los 6 años de edad, de manera que se pueda realizar una valoración previa al inicio de la dentición mixta. En este momento se puede revisar aspectos como dientes supernumerarios, colapsos del maxilar superior, deficiencias maxilares, o bien crecimientos inadecuados de la mandíbula.

A nivel psicológico los pacientes que atraviesan por esta etapa se van a ver afectados  debido a lo que los dientes tienen gran repercusión en la parte emocional. Generalmente la sonrisa se asocia a vitalidad, buena salud, y armonía estética.

Es importante hablar con los niños y explicarles que van a entrar en un proceso de cambios que aunque los llamen patitos feos, llegarán a convertirse en lindos cisnes.

Share:

Deja un comentario